Rupert Grint, de mago a bribón

Rupert Grint, de mago a bribón

Rupert Grint tenía ocho años cuando la magia llegó a su vida. En aquel entonces, el actor era parte de una de las franquicias más poderosas del cine y vivió una infancia entre la fama y el éxito gracias a Harry Potter.

Más de dos décadas después, el histrión ahora es uno de los chicos malos, un bandido, un criminal.

Reconoce que él mismo no es bribón como “Charlie”, su personaje en la serie Snatch, pero que disfruta estar del otro lado de la ley.

“Yo no soy muy mal portado, es un poco difícil decidir que parte de mí está en ‘Charlie’, es un tipo algo inusual, nunca he conocido a alguien como él, puedo decir que de verdad disfruto el contraste entre él y los distintos personajes, es una dinámica interesante, siempre imagino qué sería estar envuelto en un crimen, es interesante”, dice vía telefónica.

En el último año, series de bandidos como “La casa de papel”, ganaron mucha popularidad entre el público. Tanto es así que la segunda temporada de la serie se grabó en España y tiene en su elenco a Úrusla Corberó, quien da vida a Tokio en la producción de Netflix.

Incluso, la nueva temporada de Sntach, que puede ser vista desde el 2 de noviembre en Crackle, fue grabada en España.

“Originalmente Snatch iba a tener un tiempo distinto, iba a ser en Puerto Rico pero los huracanes nos hicieron volver a pensarlo, creo que iba a ser Colombia por un tiempo, pero eventualmente acabamos en España, que en mi opinión es completamente válido para el show de una manera histórica, un país con antecedentes británicos, fue una opción correcta y nos la pasamos muy bien y con todo y los actores españoles, fue una gran experiencia para mí”.

El británico dice que la combinación entre los bandidos y la comedia hace a las producciones atractivas para el público.

“De cierta manera juegan entre ellos y son tan opuestos y creo que es esto que los hace graciosos”.

Es así que reconoció que él mismo se siente atraído por ese mundo.

“Lo que tenga que ver con una historia del crimen es muy divertido, siempre me he sentido atraído por ese mundo, es excitante, vi la película original de ‘Snatch’ y soy un gran fan”.

La serie cuenta las vicisitudes de un grupo de jóvenes estafadores que se encuentran con un camión cargado con lingotes de oro robados y pronto se ven involucrados en el mundo del crimen organizado.

En los nuevos capítulos se verá cómo la banda de los Hill visita la soleada España, pero lo que empieza como unas merecidas vacaciones se convierte en otra montaña rusa para proteger su fortuna y sus vidas.

Grint no sólo regresó a la serie como como el refinado “Charlie Cavendish-Scott”, también es productor de la serie.

Snatch es la primera serie de televisión en donde el treintañero es protagonista -ha tenido participaciones especiales en otras producciones- y tras el final de la franquicia de Harry Potter ha participado en otras seis películas.

Más información en El Siglo de Torreón

Fuente: Rupert Grint, de mago a bribón