Guillermo del Toro festeja al ser imperfecto

Guillermo del Toro festeja al ser imperfecto

“Ahora, más que nunca, las historias son necesarias para curarnos y unirnos. Las historias son nuestra mejor extensión hacia la empatía y el artista es nuestro único camino a la empatía”, dijo emocionado el cineasta Guillermo del Toro, quien la noche del sábado en el Museo de Arte Contemporáneo de esta ciudad (LACMA) recibió un homenaje por su carrera de dos décadas y media.

El mexicano tuvo en su audiencia a sus compatriotas realizadores Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, además de la comunidad del cine y el arte de Estados Unidos.

A sus 54 años, Del Toro es parte de la comunidad de arte de Los Ángeles, habiendo tenido de agosto a noviembre del 2016 su exposición At home with Monsters, a la que acudieron más de 180 visitantes, para apreciar sus influencias para sus creaciones fílmicas, literarias y de televisión, como Cronos, El laberinto del fauno, El espinazo del diablo y La forma del agua, que recién le diera el Oscar de Mejor película y Mejor director.

“Durante mi vida he coleccionado y estudiado los cuentos de hadas, la cultura pop y el arte de todo el mundo y he tratado de combinarlos con los valores y las ideas que las hagan vivir otra vez; porque en nuestras historias yace nuestra esperanza”, sentenció Del Toro y agregó:

“Estamos en un mundo donde se nos dice una y otra vez que existen razones para odiarnos entre nosotros. Nos han dicho que las cosas son blancas o negras, por lo que hoy evoco el derecho sagrado de ser policromáticos. De ser cualquier color que queramos. Esta humana imperfección, esta variedad, es el único lugar donde el oxígeno existe para que todos podamos respirar. Esta imperfección y la importancia de honrarla, es lo que nos hace precisamente humanos”.

El tapatío, que portaba traje Gucci negro, llegó de la mano de su novia, la escritora Kim Morgan, recibió su homenaje dentro de la octava gala de Arte y Cine del LACMA, que tiene entre su directiva de consejeros a Leonardo DiCaprio y que también celebró en el mismo evento a la fotógrafa Catherine Opie, cuyas imágenes han explorado temas como la identidad sexual.

Todo esto es bellísimo, porque primero que nada Alejandro (González Iñárritu) ya no va a poder presumirme su premio en el LACMA, porque ya nos los dieron a los dos”. —GUILLERMO DEL TORO Cineasta

“Pienso que la elección de Catherine y yo para este reconocimiento no fue accidental, porque estamos en un momento donde mi raza (latina) está siendo atacada y donde la comunidad LGBT enfrenta una legislación que la quiere borrar de su existencia, creo que es extremadamente importante para mí que sepamos esto, porque aunque somos los distintos, los raros, los parias… estamos vivos y existimos. Somos necesitados en este mundo. Todos nosotros”, dijo Del Toro, recibiendo una de las tres ovaciones a su discurso de inclusión.

Según Michael Govan, director del LACMA y que en el invierno pasado fuera moderador de una plática al público con Iñárritu por su exposición de “Realidad Virtual” en el mismo museo, “Carne y arena”, la gala en honor a Del Toro y Opie recibió a 20 directores de cine, además de 40 artistas entre músicos, pintores, escultores y arquitectos.

Fuera del escenario, Del Toro bromeó en la alfombra roja diciendo: “Todo esto es bellísimo, porque primero que nada Alejandro (González Iñárritu) ya no va a poder presumirme su premio en el LACMA, porque ya nos los dieron a los dos”.

En entrevista separada, el realizador de “Amores perros” y quien en el 2015 recibiera el mismo reconocimiento que Del Toro, apoyó a su amigo diciendo: “Estoy aquí para celebrar a mi querido compadre Guillermo del Toro, que pienso es una cosa maravillosa que sea honrado esta noche. Han sido unos años maravillosos para él y esto es para celebrar toda su carrera.

Todo lo que le ha dado al mundo, a través de su hermoso trabajo y poesía. El hecho que este premio se de a un fotógrafo y a un cineasta, es algo que el LACMA está promoviendo en Los Ángeles. Es a través de la cultura, de la música y de las imágenes, de las películas, de la literatura, creo que es esa la manera en que una sociedad puede sanarse e impulsar un diálogo más elevado sin odio”.

La gala fue amenizada por el cantante Beck, en donde se dieron cita la actriz mexicana Salma Hayek, así como Dakota Johnson, el actor y cantante Jared Leto, las cantantes Lana Del Rey y Courtney Love, el director Damiel Chazelle (La La Land), la hija de Michael Jackson, Paris Jackson, la actriz Billie Lourd (hija de Carrie Fisher) y el cineasta (galardonado por LACMA en el 2017), George Lucas, entre otros.

Más información en El Siglo de Torreón

Fuente: Guillermo del Toro festeja al ser imperfecto