El robo de pipas golpea a Pemex

El robo de pipas golpea a Pemex

El robo de autos-tanques de Petróleos Mexicanos (Pemex), utilizados para transportar productos refinados como gasolinas y diésel a estaciones de servicio, se está convirtiendo en un problema serio para la empresa petrolera y se suma a la larga lista de bienes que el crimen organizado le sustrae todos los días.

Entre 2016 y agosto de este año, de acuerdo con información de la subsidiaria Pemex Logística, grupos delincuenciales han despojado a la petrolera de 25 unidades.

En el mercado, de acuerdo con datos de empresas distribuidoras de petrolíferos, cada pipa estándar de 40 mil litros de capacidad tiene un costo promedio de 180 mil dólares, lo que significa que la pérdida para la petrolera podría alcanzar los 4.5 millones de dólares en dos años ocho meses.

En ese año, Pemex reportó ante las autoridades competentes el robo de cinco autos-tanques; para 2017, la cifra subió a 11, y en los primeros ocho meses de este año, el crimen se apropió de nueve unidades más.

Con esa tendencia, explicó un alto funcionario de Pemex, “no sería extraño cerrar el año con cifra de entre 12 o 13 autos-tanques robados”.

La información detalla que las pipas robadas son utilizadas por el crimen organizado para transportar “gasolinas y diésel sustraído ilegalmente de ductos de Pemex a través de tomas clandestinas”.

Las fuentes consultadas, que pidieron no ser citadas por cuestiones de seguridad, comentaron que en la mayoría de los casos el robo de pipas, propiedad de Pemex, se realiza mientras se desplazan por carreteras o avenidas de las principales ciudades del país, cuyos recorridos llegan a ser como máximo de 50 kilómetros.

Más información en El Siglo de Torreón

Fuente: El robo de pipas golpea a Pemex