Acusan omisiones en desvío

Acusan omisiones en desvío

La extitular de la Auditoría Forense de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Muna Dora Buchahin, declaró que el presunto desvío de mil 900 millones de pesos desde la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) y el retiro de 700 millones en efectivo ocurrió ante la omisión de distintas autoridades.

En entrevista para el diario Reforma, la exfuncionaria señaló que si cada área del Gobierno hubiera cumplido con su función, hubiera sido difícil el robo “sistemático” de recursos públicos durante años.

No hubo investigaciones por las autoridades penales ni la del fiscal, tampoco hubo un seguimiento del dinero por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera. Si hubieran actuado, “si la gente sabe que la estás investigando deja de hacerlo”, declaró Buchahin.

El martes 11 de septiembre, Reforma publicó que el desvío de recursos de la Sedesol y la Sedatu, teniendo a Rosario Robles como titular, no fue únicamente la “dispersión” del dinero a 76 empresas, pero además seis compañías y nueve usadas como “puente” convirtieron en efectivo parte del expolio y repartieron 708.2 millones de pesos en 10 domicilios de cinco ciudades del país.

Muna Dora Buchahin, quien coordinó las auditorías que detectaron el desvío multimillonario, dijo a Reforma que la ASF advirtió sobre las irregularidades que estaban cometiendo la Sedesol y la Sedatu al firmar convenios de colaboración con universidades y entidades públicas para evitar procesos de licitación.

“Todos dejaron a un lado su deber de cuidado y permitieron o, incentivaron de alguna manera que sigueran sucediendo estos hechos”, concluyó Buchahin.

Más información en El Siglo de Torreón

Fuente: Acusan omisiones en desvío